Para matrimonios con hijos de 6 a 7 años de edad.

 

El énfasis se pone en personalizar su educación, marcando metas para cada etapa de desarrollo del niño.

 

Adquiridos ya los marcos de referencia estables que los niños y las niñas necesitan vivir durante los “Primeros Pasos”, nos encontramos ahora con niños de 4 a 7 años que empiezan a manifestar rasgos de su personalidad y uso de razón. Esta circunstancia requiere individualizar mucho el trato con ellos.

Con este programa de Orientación Familiar los padres aprenden a conocer mejor a sus hijos y a conciliar su educación personalizada con las influencias del entorno.

Es ahora el momento de presentar a los hijos ese estilo familiar, que cada matrimonio construye y que ayuda a encauzar sus comportamientos sobre el sustrato de las virtudes humanas.

TEMAS