Curso dirigido a jóvenes que afrontan su futuro

 

Terminada la adolescencia, el joven se adentra en la edad adulta. Se toman las grandes decisiones que le afectarán el resto de su existencia. Vocación profesional, noviazgo, matrimonio, sentido de la vida; son cuestiones que le salen al encuentro.

Sucede con frecuencia que las circunstancias apremiantes obligan a que el joven se decida sin que haya tenido los elementos de juicio necesarios o sin que haya aprendido a tomar decisiones de un modo satisfactorio.

Con este curso, los jóvenes analizan la realidad en la que viven, aprenden a buscar y descubrir el sentido de su propia vida y cómo tomar decisiones más acertadas.